"Las emociones están en movimiento, deben de fluir y seguir creciendo a la vez que experimentan la vida contigo."

Creando estereotipos

aaron-nace-2

Durante el día a día jugamos nuestras cartas reservando el AS de corazones para mitos inexistente.

                 La sociedad nos aplasta continuamente con la existencia de los Estereotipos de tal forma y presión emocional que cerramos nuestras puertas a lo desconocido, apartando las oportunidades para conocer a nuevas personas que a priori pueden coincidir con nuestras aficiones y criterios o el simple hecho de sentirse cómodos al interactuar y relacionarse con nuestra forma de ser.

Por muchas anécdotas e historias que oigas o te hagan escuchar, nunca sabrás que te puede aportar una persona hasta que no lo vives en primera persona.

Siendo sinceros, muchas de las personas que dicen conocerte solo se quedaron con la primera impresión, sin intención de ver más allá de cuatro anécdotas que rompieron el hielo y que salieron a luz para entretener durante breves minutos; sin la intención de abrirse en ese preciso momento y aprovechar la oportunidad de crear un vinculo emocional con sus más y sus menos pero real, calido y veraz ante tus ojos.

Esa actitud se podría justificar con exposiciones practicas en vez de explicaciones teóricas; pero una de las carencias que posee el ser humano es la cobardía ante las posibilidad de iniciar nuevas aventuras, si además le sumamos el temor, la falta de seguridad, la carencia de autoestima, la obsesión de que nada podrá mejorar tu calidad de vida y entre otros aspectos negativos te encontrarás frente a la situación más conocida y famosa que todos hemos presenciado “Este tipo de personaje no va conmigo” borrándolo de nuestra agenda sin ser coherentes que ante ojos ajenos pueden pesar lo mismo de ti, por lo tanto “menos lobos caperucita”.

Sea cual sea tu pasado no permitas que coja las riendas que dirigen tu presente, debes de intenta ser honesto contigo y no me refiero a justificar tus reacciones culpando tus experiencias pasadas, sino a buscar el motivo y la causa que te limitan a vivir hacía delante y abrirte a las posibilidades de conocer a una persona, aunque solo sean  5 segundos en la parada del autobús en vez de ir andando de lado a lado con un cartel de no molestar.

Igual que un grifo mal cerrado perdemos litros de ocasiones que garantizan una conversación que te puede aportar un concepto similar o opuesto al tuyo y a la vez instructivo o anécdotas que te distraen de problemas que invaden tu estado emocional o ir más allá de las palabras, finalizar con gestos no verbales como una sonrisas lejos de la hipocresía.

Es muy fácil decir que una persona hizo eso o lo otro, pero seguro que el protagonista que interpreto ese papel disfruto o aprendió algo que tu solo has visto desde una butaca o incluso a veces desde tu viejo sofá.

Debes de recordar que todos y cada uno de tus actos se merece ser reconocido ya que todo aporta unos aspectos y criterios que se reflejan en tu estilo de vida.

Corta los lazos que te unen a la inseguridad, al temor, al rechazo o al qué dirán. Levántate y decide.

David Boix

Follow Twitter: @reflexdiarias

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: